El secretario de Derechos Humanos del gobierno bonaerense y ex relator de la OEA, Santiago Cantón, se mostró más cauto en este punto y en diálogo con Infobae dijo: “Más allá de los avances del aislacionismo en la última década, el único camino que nos puede asegurar progreso y crecimiento en el mundo actual es la integración de Sudamérica. Espero que América del Sur logre fortalecer su integración más allá de las diferencias ideológicas temporales entre nuestros países”.

En el Gobierno descartaban anoche que Brasil vaya a salir en lo inmediato del limbo político en que encontraba ya que la expulsión de Dilma Rousseff y la presidencia interina de Michel Temer no le daban a la relación bilateral ni al Mercosur una solidez permanente.

En este sentido, el secretario de Trabajo Jorge Triaca resaltó a Infobae que “un presidente electo ordenará mucho el vínculo y despejará incertidumbres”.

El primer punto puede que sea factible. Un presidente electo ordenará las relaciones bilaterales. Pero la idea de que Bolsonaro despejará incertidumbres aun está lejos de ser ratificada. Más bien hay un horizonte de nubarrones y dudas.