Nacionales Policiales

El dramático diálogo entre la doctora y un familiar de la mujer que murió en Recoleta: “Intentamos reanimarla y no pudimos”

Habían pasado ya varias horas desde que María Cristina Portillo Martínez, de 27 años, había ingresado a someterse a un proceso médico de rutina por una lumbalgia. No había novedades de ella y los familiares, que esperaban en los pasillos del Diagnóstico Médico de Recoleta, comenzaron a preocuparse por su estado de salud.

El misterio se terminó cuando la médica a cargo del proceso terapéutico al que se había sometido Portillo Martínez preguntó por los acompañantes de la paciente y les dio la peor noticia.

La causa la investiga el Juzgado Criminal y Correccional Nro. 40, a cargo de la Dra. Paula Verónica González, como “muerte dudosa” y, mientras el centro médico se puso a disposición de la Justicia, se espera que haya novedades en las próximas horas.

A continuación, la transcripción completa del diálogo:

Doctora: Se descompensó, la tuvimos que entubar, vino la emergencia, la reanimamos y no pudimos sacarla.

Cuñado: ¿por qué?

Doctora: todos somos personas, absolutamente… y no sabemos…

Cuñado: Ella avisó que era alérgica a todo

Doctora: No, me dijo que era alérgica al diclofenac. Hizo una reacción alérgica, le pasamos toda la medicación que hay que pasarle para eso.

Cuñado: uju…

Doctora: A pesar de todo eso no la pudimos sacar. Falleció.

Cuñado: Mentira…

Doctora: Yo hice el procedimiento, estuve cuidándola.

Cuñado: No…

Doctora: Estuve a cargo de reanimarla, vino cardio, vino la emergencia y no pudimos sacarla. Es un procedimiento sumamente seguro. Esto es una situación que no sucede nunca.

Cuñado: Ella avisó que era alérgica a todo. Hasta al paracetamol era alérgica.

Doctora: En realidad la alergia a la medicación que … es bajísima ¿entendés? Y me dijo que solamente era alérgica al diclofenac.

Cuñado: Ella avisó, sí.

Doctora: Al diclofenac, pero usó otra medicación que no es diclofenac. Hizo una reacción alérgica, le hicimos toda la reanimación y no pudimos sacarla. Quiero que entiendas que para mí es durísimo esto. Es durísimo, es una situación que no sucede. Son situaciones fortuitas a las que nos enfrentamos. La medicina, lamentablemente, tiene esta cara fea: procedimientos absolutamente seguros tienen, en base a la reacción del paciente, esta respuesta.

Cuñado: ¡No puedo creerlo todavía!

Doctora: ¡Es que yo tampoco, yo tampoco! Yo soy su médico ¿entendés? ¡Yo tampoco lo puedo creer! Nunca me pasó esto en 20 años de médico.

Cuñado: uju…

Doctora: Hemos hecho absolutamente todo. Hubo un equipo de más de 15 personas reanimándola.

Cuñado: ¿Y?

Doctora: Y no la hemos podido sacar. Y no la hemos podido sacar. Hemos hecho todo lo humanamente posible, absolutamente todo. Quiero que sepas que yo tengo un dolor absoluto. Es mi paciente. Es mi paciente.

Cuñado: No, no lo puedo creer.

Doctora: Yo tampoco, Álvaro. Yo tampoco lo puedo creer. Quiero que me entiendas, yo tampoco lo puedo creer.

Cuñado: Ok.

Doctora: Yo tampoco lo puedo creer. Estoy desesperada, desesperada como vos. La hemos reanimado, le hemos hecho todo, absolutamente todas las maniobras que se pueden hacer, absolutamente todo. La medicina lamentablemente tiene estas cosas que son inexplicables para nosotros, absolutamente inexplicable, absolutamente inexplicable.

Cuñado: … (llanto)

Doctora: ¿Querés que te consiga agua?

Cuñado: No, no, solo necesito llamar a sus hermanas.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH