Internacionales

El drama de Venezuela: casi el 80 por ciento del país es pobre

Según estudios, el régimen de Nicolás Maduro tiene entre un 75 y un 81% de personas con necesidades insatisfechas.

El drama ya es insostenible: una severa hiperinflación, desabastecimiento de productos básicos y una institucionalidad crítica confluyen en una Venezuela donde entre el 75 y el 81% de su población es pobre, según revelaron estudios recientes.

“El 75% de la población vive en la pobreza”, explicó la socióloga Lissette González, tras conocerse los estudios de la Universidad Católica Andrés Bello. Y agregó: “A pesar de que el gobierno con el gasto social intenta contener las variables, desde 2009 se extiende la disminución de la intervención estatal ante la inflación galopante en el quehacer de la población”.

Otro estudio, dado a conocer a mediados de abril, arrojó un resultado aún más pesimista. La brecha de pobres sería del 81% para la Encuesta sobre Condiciones de Vida de Venezuela (Ecovi). El informe, que abarca todo el 2015, catalogó a la población de la siguiente manera: el 28% (más de ocho millones de personas) vive en la “pobreza extrema”, el 19% son “pobres no extremos” y 34% son “nuevos pobres”. Sólo el 19% de los habitantes del país caribeño (casi seis millones de personas) son los afortunados, cuyas necesidades básicas están satisfechas.

Incluso, el Fondo Monetario Internacional afirmó que Venezuela tendrá la economía con peor desempeño de los 190 países relevados en 2016. Su mercado se retraerá un 8%, por encima de otras débiles economías mundiales como Sudán del Sur o Guinea ecuatorial, y muy por arriba de lo que se había contraído en 2015: 5.7%.

Pero la crisis también es política, porque el régimen de Nicolás Maduro resiste en el poder pese a la crisis. La oposición intentó ponerle un coto a través de la Justicia, pero esta última semana el Tribunal Supremo rechazó la posibilidad de reducir el mandato del presidente, aduciendo que eso sería un “fraude a la Constitución”.
Maduro argumenta que gran parte de la crisis económica se debe a “conspiraciones que se hacen desde Washington para acabarnos”. Eso incluiría la escasez de alimentos que obliga a la gente a hacer horas de cola por conseguir algo para comer, o la “dieta eléctrica”, el racionamiento de la energía que se inició de manera descontrolada el lunes.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH