Nacionales Policiales

Detuvieron por tercera vez en cuatro meses al medio hermano del ladrón que mató Chocobar

Por tercera vez en cuatro meses arrestaron al medio hermano de Pablo Kukoc, el ladrón que mató el policía Luis Chocobar en La Boca después de que el delincuente le robara e hiriera a un turista estadounidense. Tiene 17 años, uno menos que Kukoc, y su última detención fue por robarle el teléfono celular a una mujer en Barracas.

Este último robo fue en la zona de Ruiz Díaz de Guzmán y Olavarría, a pocas cuadras del lugar donde en diciembre del año pasado el policía local de Avellaneda persiguió y mató a Kukoc, después de que le robara y apuñalara al turista norteamericano Frak Wolek.

El ladrón ya había sido detenido el 13 de julio pasado, cuando vecinos le reportaron a la policía sobre dos personas en bicicletas que habían roto la ventanilla de una camioneta estacionada en Barracas para robar pertenencias. Los efectivos salieron en busca de los sospechosos y alcanzaron a uno de ellos, que en ese momento tenía 16 años y fue derivado por la Justicia al Instituto de Menores Inchausti. Se trataba del medio hermano de Kukoc.

El 29 de octubre fue detenido por segunda vez por policías de la Comisaría de La Boca. El joven, ya de 17 años, fue arrestado por robarle el celular a un vecino en la esquina de las calles Regimiento de Patricios y Araoz de Lamadrid. Tras ser demorado, fue liberado por segunda vez.

Poco después volvería a caer, cuando un policía que circulaba en cuatriciclo fue alertado por una mujer a la que le habían robado su teléfono en la esquina de las calles Ruy Díaz de Guzmán y Olavarría. El agente emprendió rápidamente la persecución y logró interceptarlo a pocos metros. El joven fue nuevamente derivado al Inchausti.

Esta causa quedó bajo el Juzgado Juzgado de Menores número 7 a cargo de Enrique Velázquez, el mismo magistrado que determinó el procesamiento y embargo de Chocobar por la muerte de Kukoc.

Un nuevo peritaje realizado por expertos de la Policía Federal reveló que la bala que disparó el policía comunal, que mató al ladrón, primero rebotó en el asfalto. El estudio realizado por la fuerza indicó que Kukoc recibió dos impactos. Uno de ellos fue horizontal en el muslo izquierdo, que le fracturó el fémur y lo hizo caer. El restante, que lo mató, fue en la zona de la baja espalda.

El estudio determinó además que Chocobar no disparó a quemarropa sino a una distancia mayor a un metro, a partir de “la carencia de elementos de los residuos de la deflagración de la pólvora en las prendas peritadas”. El peritaje tuvo en cuenta el análisis cuadro por cuadro de los videos del hecho, la reconstrucción y las pericias en laboratorio a las ropas de Kukoc.

Chocobar irá a juicio oral, ya que la Corte Suprema de Justicia desestimó por unanimidad un recurso de queja presentado por la defensa, por lo que quedó firme su procesamiento.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH