Sin categoría

Cristóbal López será investigado por la presunta venta “fraudulenta” del Grupo Indalo

El juez Federal Julián Ercolini volvió a avanzar hoy contra los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa. El magistrado pidió que se los investigue, junto al empresario Ignacio Rosner de OP Investiments, por la presunta venta fraudulenta del Grupo Indalo.

Fue precisamente ese movimiento uno de los que ayer desencadenó que el magistrado ordenara la prisión preventiva de López y De Sousa. Ercolini, que entiende desde 2016 en la causa por la deuda de 8 mil millones de Oil Combustibles, en la que están involucrados López, De Sousa y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, acusados de haber defraudado al Estado, entendió que los empresarios estaban haciendo maniobras fraudulentas y ordenó su detención. Entre otros puntos, el magistrado señaló que habían “violado medidas cautelares”.

Los procesamientos contra De Sousa, López y Echegaray fueron por el delito de “defraudación por administración fraudulenta”. En el caso de Echegaray, como autor, pero sin prisión preventiva y en el de López y De Sousa, como «partícipes necesarios» del mismo delito, del que sólo puede ser autor un funcionario. Ercolini también les trabó embargos a los tres por más de 17.000 millones de pesos.

Mientras que De Sousa fue detenido ayer a la tarde en su departamento de Puerto Madero, López se entregó durante la madrugada en el edificio Centinela, donde ya estaba su socio. Este mañana ambos fueron trasladados: López a Ezeiza y De Sousa a Marcos Paz.

Entre los argumentos que Ercolini dio para dictar la prisión preventiva de López y De Sousa estuvo que ellos habían tenido un «comportamiento hostil» frente a las medidas cautelares dispuestas por el juzgado. Los acusó a ambos de haber vendido acciones del Grupo Indalo a pesar de que sabían que no podían hacerlo, porque pesaba sobre ellos y sus empresas una «inhibición general de bienes». Para el juez, el accionar de ambos «se dirigió a obstruir la labor de la Justicia».

El magistrado detalló que la última inhibición dispuesta en la causa era del 4 de octubre pasado y que el 25 de octubre López y De Sousa habían solicitado el levantamiento de esa medida para vender acciones de empresas a otro «grupo inversor con reconocida experiencia». El juzgado les negó el levantamiento, a pesar de lo cual De Sousa y López realizaron la medida. Y fueron ellos mismos quienes informaron en el expediente que habían vendido sus acciones, antes de pedir la aprobación de la justicia. Sobre ellos también pesaba la inhibición de la AFIP, parte querellante en la causa.

Esa maniobra, que Ercolini consideró como un «engaño sostenido» a la Justicia, es la que ahora también motiva la nueva investigación que complicará aún más el futuro de López, De Sousa y también de Ignacio Rosner, de OP Investment.

Es precisamente este último, el misterioso empresario que representa en la Argentina al fondo estadounidense, que quedó involucrado en la compra de Indalo, el grupo de 170 empresas entre las que hay desde medios de comunicación hasta petroleras y bancos.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH