Política Sin categoría

Cristina Kirchner: «Si es necesario que sea candidata, lo seré»

En el marco de una entrevista que tuvo como excusa el cumplimiento de los 14 años de la llegada de Néstor Kirchner a Casa Rosada, Cristina Fernández aseguró que «Si es necesario que yo sea candidata para sacar la mayor cantidad de votos, lo seré», aunque evitó dar precisiones y explicó que «si hay algún otro candidato capaz de ponerle límites» al Gobierno de Mauricio Macri, no «va a pelear» en su contra. En ese sentido explicó: «Me siento con la responsabilidad histórica de convocar al reagrupamiento del campo popular, nacional y democrático. De reagrupar fuerzas para que esto no se desmadre”.

«Nadie puede suponer sensatamente que estoy atrás de un cargo de senadora o diputada. Fui senadora, fui diputada, fui dos veces presidenta, pero hay responsabilidades históricas; yo creo que hay que construir una unidad porque esta gente ha pivoteado sobre la falta de unidad del movimiento obrero; siento la obligación de unir lo más que se pueda para ponerle límites al ajuste neoliberal», aseveró ante los rumores que la ubican en la pelea política.

Durante el reportaje, que se extendió por más de una hora y media, criticó duramente al gobierno de Macri y se hizo eco del fuerte mensaje del arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, en el tedeum del 25 de mayo. «Era hora que la Iglesia se expresara», dijo la ex-presidenta y agregó: «Este 25 de mayo me da tristeza. Me da desamparo. Me da soledad. Siento que el pueblo argentino, parte del pueblo argentino, está desamparado».

Y profundizó: «Esto que decía Poli, que la inequidad genera violencia, yo ya lo viví. Yo viví en una Argentina de proscripciones, de mucha violencia. Yo no quiero pibes que salgan de caño porque no tienen trabajo y no tienen oportunidades. Cuando un pibe de 18 años que no terminó la primaria o la secundaria piensa que para la sociedad no vale nada, ¿por qué va valer la vida del otro?».

De cara a las próximas elecciones, CFK buscó acercar posiciones con su ex ministro del Interior, Florencio Randazzo, con quien se distanció en medio de la campaña de 2015 cuando el peronismo perdió en territorio bonaerense y cedió el Poder Ejecutivo a Mauricio Macri. Hoy el ex funcionario emerge como líder de un grupo que busca la renovación del PJ y exige dirimir candidaturas en las primarias. En ese sentido, tras la inquisitoria de si podría hablar con su ex-funcionario, sentenció: «Yo me puedo sentar a conversar con todo el mundo», al tiempo que afirmó que no iba a «hablar mal de alguien que fue mi ministro».

Cristina Kirchner afirmó: «En principio voy a convocar a la mayor parte de los argentinos. Es lo que tiene que hacer cualquier persona con responsabilidades. Yo me siento con la responsabilidad histórica de convocar al reagrupamiento del campo popular, nacional y democrático. De reagrupar fuerzas para que esto no se desmadre».

Además, volvió a hablar de la «estafa electoral» de Cambiemos porque prometió medidas en la campaña de 2015 que, según aseguró Cristina Kirchner, nunca se instrumentaron desde el Poder Ejecutivo. «Si hubiéramos mentido, posiblemente hubiéramos ganado», lanzó.

La ex-mandataria dijo que el gobierno de Mauricio Macri llegó al poder con la «percepción» de que «lloverían las inversiones». «Ahora tengo mucho temor de que la dinámica que está tomando el ajuste no pueda ser reorientada», y analizó la derrota electoral: «Yo creo que hubo un bombardeo mediático formidable. Alguien prometió un día que ningún trabajador iba a pagar Ganancias; mintió. Ahora podés comprar 5 millones de dólares, ¿y? Si vos tenés una restricción porque estás llevando políticas activas para que la mayoría viva mejor, creo que eso debería haberse merituado”.

Al referirse al modelo económico de Cambiemos, la expresidenta argumentó que «esto ya lo hizo Cavallo en los 90», y agregó que teme que se repita «el problema de la deuda externa, que fue el gran karma del gobierno de (Carlos) Menem». Y enfatizó que se debe «decretar una emergencia alimentaria, tarifaria y laboral».

Para finalizar, tras ser consultada, Cristina celebró «el gesto muy importante» que tuvo el Papa Francisco con Milagro Sala, a quien calificó como «la primera presa política«. Ese gesto al que aludió la ex mandataria es una carta que el Pontífice le hizo llegar a la líder Tupac Amaru cuya detención fue motivo de un pronunciamiento de un grupo especializado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Asimismo, detalló: «Sé que el momento por el que (Sala) está pasando no es fácil. Me he informado de algunas cosas y comprendo su dolor y su sufrimiento. Quiero asegurarle que la acompaño con mi oración y los deseos de que todo se resuelva bien y pronto», sostuvo el Santo Padre en una clara señal de respaldo a la activista.

Etiquetas

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH