Nacionales Política

Cristina Kirchner pidió que Canicoba Corral esté al frente de la causa Nisman

– La ex presidenta Cristina Kirchner recusó al juez federal Ariel Lijo para evitar que siga interviniendo en la causa abierta por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman y pidió que el caso sea investigado por el juez Rodolfo Canicoba Corral, que instruye el expediente por la explosión que en 1994 demolió la mutual judía. La presentación fue hecha por los flamantes abogados de la ex jefa de Estado, luego de que Lijo la intimara esta semana a nombrar defensores en la causa donde está imputada por encubrir a Irán en el atentado.

A Cristina la asesoran los letrados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, quienes ya defienden en el proceso al ex canciller Héctor Timerman, también denunciado por Nisman. Con esta presentación, Rúa y Peñafort pidieron apartar a Lijo -designado para investigar la denuncia que hizo Nisman antes de morir- y al juez Claudio Bonadio, que investiga a la ex presidenta, al ex canciller y a legisladores en otra causa por «traición a la Patria».

Los letrados reclamaron que ambas investigaciones pasen a manos de Canicoba Corral, quien lleva adelante la causa del atentado y se había pronunciado sobre la constitucionalidad del Memorándum con Irán, además de haber cuestionado la denuncia de Nisman contra la entonces mandataria. Según los abogados, «es expreso caso de conexión en nuestro ordenamiento legal el de las causas en que se investiga un delito que se pretende cometido para procurar al autor de otro su impunidad.

Y es también regla legal que cuando se sustancien causas conexas por delitos de acción pública y jurisdicción nacional, aquellas ‘se acumularán’, aunque tramiten por separado«. Ya hubo una causa paralela a la de AMIA por encubrimiento -que primero sustanció Bonadio y luego Lijo- y es por la que enfrentan ahora juicio oral el primer juez del caso, Juan José Galeano; el ex presidente Carlos Menem, el ex jefe de la ex SIDE Hugo Anzorreguy y el ex titular de la DAIA Rubén Beraja, entre otros.

A criterio de la ex presidenta, «resulta absurdo y violenta el sentido común que los dos jueces que estuvieron a cargo de investigar el encubrimiento del atentado a la AMIA durante años, y que fueran separados de las causas por sus superiores con severísimos y contundentes pronunciamientos, hoy estén disputando jurisdicción para ver cuál de los dos ‘se va a quedar’ con una nueva causa de encubrimiento de la AMIA», señaló la presentación.

El juez Lijo deberá responder el planteo de recusación y será la Sala I de la Cámara Federal la que resuelva la cuestión. No obstante, en esa decisión no participarán los jueces Jorge Ballestero ni Eduardo Freiler, porque -al igual que el desplazado Daniel Rafecas- habían entendido que la denuncia de Nisman no debía abrirse por inexistencia de delito y lo ratificaron cuando se presentaron nuevas pruebas.

Fue la Cámara Federal de Casación Penal la que, a fin del año pasado, y con el impulso solo de la DAIA constituida como querella, la que resolvió que la denuncia de Nisman debía investigarse y derivó en la causa que abrió Lijo con el impulso de una serie de medidas solicitadas por el fiscal Gerardo Pollicita. En tanto, el Tribunal Oral Federal 3 confirmó al fiscal Diego Luciani para intervenir en el juicio por la denominada «conexión local» del atentado a la AMIA, que tiene entre sus principales acusados al ex desarmador de autos y hoy abogado Carlos Telleldín. Los jueces Andrés Basso y Javier Feliciano Ríos rechazaron la excusación que formuló el propio fiscal Luciani, argumentando que estaban afectadas «las garantías de imparcialidad y debido proceso legal».

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH