Nacionales Política

Con negociaciones aún abiertas, el Gobierno se juega la aprobación del Presupuesto en Diputados

Cambiemos se juega esta semana la aprobación en la Cámara de Diputados de la ley de Presupuesto del año próximo. En medio de negociaciones todavía abiertas con bloques opositores, el Gobierno busca conseguir el apoyo suficiente, primero en comisiones y luego en el recinto, para obtener la media sanción del proyecto en los próximos días.

Las distancias con parte de la oposición todavía son grandes, aunque la Casa Rosada dio un paso clave la semana pasada para acercar posiciones con los gobernadores a través del acuerdo para cambiar Bienes Personales, un impuesto cuya recaudación alimentará las arcas de las provincias.

El Gobierno apunta primero a tener este martes dictamen de comisión. Desde la mañana se reunirá una vez más el plenario de la Comisión de Presupuesto que preside el diputado oficialista Luciano Laspina. Cambiemos busca llegar al final de la jornada con el dictamen de mayoría firmado y con el número más amplio de artículos consensuados en su redacción definitiva.

Entre los puntos que aún no se obtuvo acuerdo definitivo, aunque se encuentran avanzados, se destaca el artículo 53, que modifica la ley de administración financiera para permitir realizaron operaciones financieras con la deuda pública según las condiciones de mercado, eliminando algunas restricciones que existen en la actualidad.

También resta saber cómo quedarán finalmente los subsidios al transporte urbano en las grandes ciudades del interior, y cual será el detalle de las partidas para universidades y para Ciencia y Tecnología, entre otras.

Según un poroteo inicial, en el interbloque Cambiemos confían en reunir entre 130 y 140 votos a favor. Además de los 107 votos propios, contaría con cinco del oficialismo santiagueño; cinco del Frente de la Concordia misionero; y el aporte del peronismo con cuatro cordobeses; tres sanjuaninos; tres tucumanos; dos entrerrianos; dos salteños; dos chaqueños; dos catamarqueños y un riojano; además de la representante del Movimiento Popular Neuquino.

En contra del proyecto, ya anticiparon que votarán los 65 diputados del Frente para la Victoria; los cinco del Movimiento Evita; los cuatro de la Izquierda; los cuatro del PJ puntano; otros tres peronistas con monobloques; algunos de los 21 integrantes del Frente Renovador y entre cinco y diez del bloque Justicialista.

El massismo y el peronismo no kirchnerista, más ligado a los gobernadores, enviaron en los últimos días señales claras al Gobierno sobre qué postura tomarán ante el proyecto de ingresos y gastos, que es clave para sostener el acuerdo financiero firmado con el FMI, cuya letra chica se conocerá luego de que el directorio del organismo lo apruebe esta semana.

El diputado salteño Pablo Kosiner, mano derecha del gobernador Juan Manuel Urtubey, dijo que no aprobar el Presupuesto en el Congreso sería “darle un cheque en blanco al Gobierno” aunque admitió no estar “nada conforme” con los datos preliminares del proyecto.

Por su parte, la legisladora Graciela Camaño, jefa del bloque del Frente Renovador, fue más taxativa. “No vamos a acompañar el Presupuesto si no conocemos antes el acuerdo con el FMI”, aseguró Camaño en diálogo con radio Cooperativa, ya que “entendemos que la letra chica va a afectar los números del Presupuesto”.

El miércoles 24, que sería entonces el día en que tendría lugar el debate en el recinto de Diputados, estará enmarcado en marchas y paros sindicales ya adelantados por distintos gremios. La Asociación Bancaria convocó a un cese de actividades y movilización el miércoles. Previamente, los docentes nucleados en Ctera ya habían lanzado un paro por 24 horas para ese mismo día.

Por su parte, Pablo Moyano ya amenazó con realizar una movilización al Congreso el día de debate del proyecto. La relación entre el moyanismo y la Casa Rosada está en su momento más tenso tras la causa por asociación ilícita por la que la justicia investiga al secretario adjunto de Camioneros.

Los tiempos son cada vez más cortos para el Gobierno. Aunque si no lograra llegar a un acuerdo para sesionar el próximo miércoles por falta de consenso, el debate en el recinto se realizará la semana siguiente a más tardar,ya que la Casa Rosada no quiere que corra riesgo su objetivo de tener el Presupuesto aprobado en ambas cámaras antes del comienzo de la cumbre de Presidentes del G20, el último día de noviembre.

Así lo ratificó el senador oficialista Esteban Bullrich: “Obviamente que una vez que pase por Diputados, tenemos un par de semanas en el Senado para tratarlo con profundidad”, explicó en diálogo con la prensa en el marco del Coloquio de IDEA en Mar del Plata.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH