Nacionales Política

Cómo impacta en la economía argentina el triunfo de Trump

El proteccionismo económico que se le atribuye a Trump desactiva las expectativas de suba de tasas de la Fed.
Los analistas prevén un “golpe duro” para los países emergentes por políticas proteccionistas que cerrarían puertas comerciales y financieras. Pero una continuidad de tasas bajas en los EEUU puede ayudar a sostener los precios de las exportaciones.
Fuente Infobae

La estrategia económica de Mauricio Macri hace que el país esté expuesto a vientos globales y la victoria del magnate Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos puede ser un huracán o una brisa de primavera. El debate está entre los analistas económicos. Algunos creen que Argentina la pasará mal y otros son más cautelosos.

Los expertos coinciden en que el próximo gobierno norteamericano se definirá por políticas más proteccionistas en su relación con los demás países, que podrían perjudicar a la economía de Argentina, que aspira a penetrar con sus productos en el mercado más grande del mundo.

A la vez, este proteccionismo de Trump puede llevar a una moderación en las eventuales alzas de las tasas de interés de la Reserva Federal y evitar un fortalecimiento global del dólar. Por lo tanto, sin un «súper dólar» apuntalado por las tasas, probablemente este radical cambio político no afectará los precios de las materias primasque la Argentina exporta, cotizadas en moneda norteamericana. También reducirá la posibilidad de un encarecimiento exacerbado del crédito en los mercados internacionales, del que la Argentina depende.

El ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen advirtió, no obstante, que «la Argentina puede pasarla mal» con la victoria del empresario. «Es un cambio de paradigma muy fuerte, la victoria de Trump sería equivalente a la victoria del ‘que se vayan todos’, representa el hastío de la gente con la clase política», observó.

Nielsen, que integró el equipo económico que negoció los canjes de deuda de 2005, recordó que Estados Unidos es un país que «es eje de la globalización, que tiene impacto en el diseño de las políticas financieras mundiales, de políticas de organismos internacionales, desde Naciones Unidas hasta el Fondo Monetario Internacional«.

«Triunfo de Trump achica considerablemente el margen para ficciones socialistas en política económica. Argentina puede pasarla muy mal», sostuvo el economista por Twitter, lo que luego ratificó en declaraciones a radio Belgrano.

Según Nielsen, la victoria de Trump «va a exigir tanto a la Argentina como a todos los países una reflexión profunda, de cómo se manejan los próximos pasos». El presidente electo «llega con un marco mental absolutamente privatista, delibre mercado y de reducción de impuestos y del Estado, no son cosas livianas», alertó.

En una línea similar, Germán Fermo, Head de Estrategia de Argenfunds y director de MacroFinance y de la Maestría en Finanzas de la Universidad Di Tella, explicó que «Trump será mucho más coherente y moderado de lo que mostró en las elecciones y gobernará racionalmente, sin los muy criticables y nefastos sesgos con los que por momentos se mostró en la campaña, que repudio y no apoyo».

«Lo cierto es, Trump es el resultado extremo de mucha frustración. Algo mal debió haber hecho la administración actual y las pasadas. No creo entonces que termine siendo el personaje odioso y altamente criticable que se mostró en campaña, sí creo que hoy es una incógnita formidable y por eso el selloff global«, agregó Fermo.

El experto asoció el resultado electoral con el Brexit en el Reino Unido como emergente de «mucha frustración social de una ciudadanía que observa a una clase política enquistada en el sistema que usufructúa del mismo sin resolver un solo problema de fondo. El Brexit y el ‘Trump event’ no son casualidad: la inutilidad de la clase política actual es responsable de ambos eventos».

Para Martín Redrado, ex presidente del BCRA, con la «sorpresa de una ganador como Trump tendríamos la venta de activos en los países emergentes. Un mundo con Trump presidente nos marca más proteccionismo«.

Redrado señaló a Radio de la Ciudad que por la llegada del candidato republicano al poder «se cerrarían puertas en lo financiero y en lo comercial. Todos los países emergentes tendrían un golpe duro».

En tanto, aclaró que las empresas norteamericanas que invierten en la Argentina no se verían afectadas por la presidencia de Trump, porque las inversiones se rigen por «la rentabilidad de los proyectos».

LAS TASAS DE LA FED SEGUIRÁN BAJAS

En el plano financiero, los analistas consideran que las plazas bursátiles reaccionan con inclinación vendedora y cautela. Como reacción natural, se registra una tendencia devaluatoria de las monedas emergentes respecto del dólar y una demanda de los metales como activo refugio, típica de períodos de incertidumbre.

Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil, expresó que «la gente aborreció la continuidad y prefirió el cambio. Se produce la alternancia y nada grave deberá suceder«. A la vez, estimó que la consagración electoral de Trump «fue contra todo pronóstico y la transgresión que los medios no supieron interpretar, pero que la bolsa fue adelantando en silenciosa declinación».

Fedio recordó que «ante las elecciones, si la bolsa baja es porque no le está yendo bien al oficialismo y gana el contrincante. Y en este caso, no le fue bien a Hillary y sí demasiado bien a Trump con devolver el ‘sueño americano para los americanos’. Wall Street viene cediendo desde hace tres meses, viene cediendo desde ese récord histórico del 15 de agosto en el Dow Jones de Industriales de 18.722 puntos. Esa baja entre extremos fue de 4,5%», que se reafirma este miércoles, con un retroceso extra mayor a 1 por ciento.

El analista financiero Luis Palma Cané dijo que «en estos sucesos hay dos etapas de corto plazo. Horas iniciales en las que se produce una fuerte sobrerreacción en todos los mercados bursátiles, como las commodities agrícolas, petróleo, y suba del oro. Pero a medida que baja el estupor y la sorpresa se empieza a aliviar la tensión y de hecho ahora lo que está sucediendo es que los mercados siguen en baja, pero con mayor tranquilidad».

La señal más fuerte respecto del futuro próximo luego del sorpresivo triunfo de Trump en los EEUU se producirá dentro de un mes, cuando la Reserva Federal de los EEUU decidirá el nivel de tasas de interés de referencia.

«Antes del resultado definitivo había un 85% de probabilidades de que la Reserva Federal subirá la tasa en diciembre. Con el trading del día había bajado a 40% de probabilidades: lo que era seguro ya no es más seguro», indicó Palma Cané por radio Mitre.

«No creo que Trump en su esquema mental tenga un dólar fuerte. Creo que va a ser un dólar estable, que va a mirar muy de cerca la política de la Reserva Federal, hoy manejada por gente del partido demócrata y más ‘paloma’ (dove o de política monetaria suave o laxa, en la jerga fiananciera), en el sentido de que no son muy proclives a aumentar rápidamente la tasa de interés», refirió Palma Cané.

Un reporte de Research for Traders subrayó que con la llegada de Trump al poder a partir el 20 de enero de 2017 «laFed evaluará los impactos y la conveniencia de subir las tasas de interés, lo que sería bullish (alcista) para los metales preciosos». Agregó que «si la Reserva Federal sube la tasa de interés y da señales que el proceso será gradual como en 2016, veríamos una toma de ganancias acotada».

«Al triunfo de Trump lo separaría en tres impactos distintos. El primero es vía moneda, que tendría que haber alguna depreciación del peso al igual de lo que se esperaría para el resto de las monedas emergentes. Por ese lado puede ser hasta positivo para la economía, porque al Banco Central se lo veía un poco incómodo con el tipo de cambio que se venía apreciando en términos reales», puntualizó Ezequiel  Zampaglione, jefe de Research para Banca privada de Puente SA.

Por FM Milenium acotó que «otras incertidumbres que se abren con este nuevo escenario son la capacidad y el precio para obtener financiamiento y también los flujos de inversión directa, cuando se esperaban muchas inversiones de empresas de EEUU. Con Trump presidente, que habló de darles a las empresas beneficios para que inviertan en los EEUU, también puede haber un impacto negativo en Argentina».

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH