Nacionales Política

Caso Hotesur: Cristina Kirchner y sus hijos, más cerca del juicio oral

Un fallo de la Cámara Federal dejó a Cristina Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia, a un paso del juicio oral y público. El tribunal ratificó por el voto de los tres jueces, de manera unánime, su procesamiento en el caso Hotesur, el alojamiento en que le alquilaban plazas hoteleras en forma casi exclusiva a Lázaro Báez.

Los jueces sospechan que el dinero invertido en las supuestas reservas surgía del retorno de dinero de obras públicas que el kirchnerismo le otorgó al empresario. En el fallo, los camaristas Pablo Bertuzzi, Mariano Llorens y Leopoldo Bruglia también confirmaron los embargos de 800 millones de pesos sobre cada uno de los acusados.

Cristina Kirchner ya había sido llamada a juicio oral y público por el caso Los Sauces, de similares características. Ahora el tribunal ratificó el procesamiento de mayo de este año por lavado dinero y de esta manera habilita al juez del caso, Julian Ercolini, a enviarla a juicio. Así, ya son tres las causas que están en esta circunstancia, en las que se va a someter en un mismo proceso penal a Báez por un lado y a la familia Kirchner por otro.

Se trata del sexto procesamiento para Cristina, dado que también está acusada -entre otras- de encubrir la investigación por el atentado a la AMIA y la compra de dólar futuro.

A las puertas del juicio por Hotesur también quedaron Martín Báez; Víctor Manzanares, contador de los Kirchner; la sobrina de la expresidenta Romina Mercado; y Osvaldo Sanfelice, quien administraba los negocios inmobiliarios de la familia.

La causa

Se inició en noviembre de 2014 por una denuncia de la entonces diputada nacional Margarita Stolbizer, mientras que la expresidenta había sido indagada por estos hechos en noviembre del año pasado.

Según estableció Ercolini, los procesados habrían formado parte de un “complejo entramado societario” que se desarrolló con el fin de poner en circulación en el mercado parte de las ganancias obtenidas como consecuencia de la defraudación al Estadonacional cometida a través de la adjudicación irregular de la mayor porción de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz.

“Los acusados realizaron diversas operaciones comerciales mediante las cuales se canalizaron los fondos en forma regular desde las empresas de Báez adjudicatarias de dichas obras y sus vinculadas, a Valle Mitre SA; fundamentalmente a través de la actividad hotelera”, señaló el magistrado.

En marzo, el juez Ercolini dispuso la intervención de Hotesur SA y designó como interventora por el plazo de seis meses a Raquel Moyano, quien está a cargo de la Sucesión del expresidente Néstor Kirchner, y a “un contador público”. El magistrado justificó su decisión basándose en el hecho de que la empresa quedó acéfala tras la renuncia de las directoras Romina de los Ángeles Mercado y Rocío García en noviembre de 2017, y “en la ausencia de libros contables”.

Según se estableció en la causa, fueron un total de 86 los millones que desembolsó Valle Mitre a Hotesur por el pago de cánones de alquiler de habitaciones de los distintos hoteles del matrimonio Kirchner: Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea. .

Del éxtasis a su agonía

Tuvieron su momento de esplendor en el mismo instante en ostentaban el poder del Gobierno. Entre 2009 y 2013 los hoteles de la familia Kirchner llegaron a facturar cerca de 25 millones de pesos. Pero tras varios años de estar Cristina Kirchner fuera del Ejecutivo, parece que la situación administrativa actual es totalmente diferente: hace meses que están casi abandonados con deudas de luz y gas.

De acuerdo a un informe televisivo, el hotel Las Dunas, ubicado en Calafate al borde del lago argentino, está cerrado desde mediados de 2017. La última empresa que lo gerenció fue Organización Turística del Sur, con sede en Buenos Aires, se constituyó con el único objeto de administrar el hotel. La última administradora tiene una relación política con Alicia Kirchner, la gobernadora de Santa Cruz. Es Giselle Ratcliffe, actual directora provincil de la gestión privada de esa provincia.

Desde julio de 2017, Las Dunas, el hotel más imponente de la costanera de El Calafate,debe el gas y tiene facturas de luz impagas de casi 300 mil pesos. Tampoco pagó en término los impuestos municipales desde enero de 2017, por 330 mil pesos.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH