Sin categoría

Casanello solicitaría nuevas indagatorias a los hijos de Lázaro Báez

El juez Sebastián Casanello había sido cuestionado por Lázaro Báez por su actuación en la causa por la ruta del dinero K.

En el marco de la causa por la llamada «ruta del dinero K», el juez Sebastián Casanello volverá a llamar a los procesados en los próximos días, entre ellos el empresario kirchnerista Lázaro Báez, y su hijo Martín, porque deberán declarar por la ampliación de hechos delictivos, que van desde el lavado de dinero a la participación dentro de una organización dedicada a blanquear el dinero «negro» proveniente de la obra pública.

De momento, el juez adelanta el dictamen de las indagatorias de los procesados, se indicó ayer en el programa La Cornisa, conducido por Luis Majul. También están implicados en la investigación el contador Daniel Pérez Gardín, el abogado Jorge Chueco, el valijero Leonardo Fariña y el ex dueño de la financiera SGI La Rosadita, Federico Elaskar, junto a otra veintena.
Las indagatorias, que según la producción del programa comenzarán en los próximos días y pueden extenderse por más de un mes, son solicitadas a partir de las pruebas que llegaron de Suiza y agregan más elementos al expediente. Fuentes cercanas a la investigación confirmaron que estas indagatorias «pueden generar nuevos procesados y una ampliación de los hechos imputados como en el caso de los de Báez».
El dictamen de las indagatorias que se está terminando en el juzgado a cargo de Casanello tuvo en cuenta además la apelación de la Cámara Federal que solicitó que la causa «sea ampliada». Es decir que vaya más allá de cada hecho de lavado «a la tipificación de organización creada para el lavado de activos realizados sistemáticamente a lo largo de varios años durante el anterior gobierno».
Hasta el momento la Justicia tiene probados el lavado de 38 millones de pesos que salieron desde Austral Construcciones por medio de la financiera SGI La Rosadita, que fueron a Suiza a través de la empresa Helvetic Services Group, que dirige el argentino Marcelo Ramos, y volvieron a través de la financiera Financial Net, hacia a la empresa de Báez. Estos hechos prevén una pena que puede ir de los 3 años hasta los 15 de prisión con una multa de dos a diez veces el dinero lavado. Esto quiere decir que Báez podría perder 3.800 millones de pesos, un valor que la Justicia ya tiene incautado entre maquinarias y propiedades que le detectaron al empresario santacruceño.
La Cornisa también informó que la justicia suiza confirmó oficialmente al juzgado de Casanello la existencia de por lo menos una cuenta de Lázaro Báez en su país con 25 millones de dólares, de la cual también participan como beneficiarios sus cuatro hijos. El exhorto suizo llegó hace más de una semana y está guardado en una caja fuerte del juzgado de instrucción de Comodoro Py.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH