Destacadas Locales Política

Caos en Salud y Educación jaquea feudo de los Zamora

Para el matrimonio que conforman Ledesma Abdala de Zamora y actual senador nacional y exgobernador, Gerardo Zamora, los problemas locales se sumaron al serpenteo que debieron realizar una vez que se consumó la victoria, en noviembre pasado, de Mauricio Macri.

Fuente Ámbito.com

El Gobierno de Santiago del Estero sumó dos escándalos en las últimas semanas: por un lado, y en medio de un año en el que la gestión que comanda Claudia Ledesma Abdala de Zamora fustigó al gremio docente, logró que la Legislatura de mayoría oficialista avalara la intervención del Consejo General de Educación; y por otro, envió días atrás un proyecto para decretar la emergencia sanitaria por «el término de un año, en virtud de la situación de riesgo epidemiológico, a raíz de los brotes de dengue y enfermedad de leishmaniasis, zika y chikungunya», ante el fracaso de los planes de contención.

Para el matrimonio que conforman Ledesma Abdala de Zamora y actual senador nacional y exgobernador, Gerardo Zamora, los problemas locales se sumaron al serpenteo que debieron realizar una vez que se consumó la victoria, en noviembre pasado, de Mauricio Macri.

La gobernadora llegó al poder tras un escandoloso proceso electoral precedido por los intentos cuasi desesperados de su marido por lograr, mediante una polémica maniobra judicial, permanecer cuatro años más en el poder. Fue la Corte Suprema nacional la que le truncó el sueño. Sin embargo, ese no fue un obstáculo para construir el feudo que reinstaló en la provincia el viciado esquema caudillesco del matrimonio de Carlos Juárez y Nina Arangonés.

Los inconvenientes obligan al senador a prestar cada vez más atención al distrito, ya que su intención desde que dejó el poder provincial en 2013 es retornar a la gobernación el próximo año. Con la victoria de Macri, Zamora cree ver allanado ese camino: la intención inicial del kirchnerismo -de la mano de Carlos Kunkel- era darle vuelo al actual vicegobernador, el peronista José «Pichón» Neder, para arrebatarles el comando de Santiago en las elecciones 2017.

Sin embargo, el uso, abuso y ejercicio del poder del matrimonio Zamora desde 2005 llevó a la pareja a englobar, bajo el paraguas del oficialista Frente Cívico, a gran parte de la política doméstica y de los gremios. De hecho, el exgobernador es un radical reconvertido en ultrakirchnerista -llegó a estar en la segunda escala de la línea sucesoria presidencial, sólo por debajo del exvicepresidente Amado Boudou-, y ahora zigzaguea sin rumbo definido.

En el plano de la Educación, y con disputas por los clásicos sueldos bajos y la poca inversión en esa materia, los docentes que chocaron contra los Zamora advierten las consecuencias de la intervención del Consejo General de Educación, algo que finalmente votó el oficialismo.

«Nos encontramos con jueces diligentes para dictaminar amparos que permiten suspender las elecciones docentes. Esos mismos jueces que no logran fallar a favor de los docentes, que fueron brutalmente descontados por el Gobierno provincial que cometió el robo histórico más grande en la historia santiagueña, dejando a miles de familias durante más de dos meses sin poder solventar los gastos básicos», señalaron los maestros.

En una previa de lo que luego ocurrió, los docentes dejaron en claro que el Gobierno estaba «preparando el terreno para intervenir el Consejo de Educación y despojarnos de todo derecho democrático adquirido en estos últimos años», y agregaron: «Quieren volver a la democracia sin oposición alguna. Están asustados ante el poder de movilización, la combatividad y la unidad que se ha ido forjando con el paro, con cada corte, con cada carpa instalada. Están asustados y quieren ir por todo».

Para la emergencia sanitaria por un año ante la imposibilidad de hacer frente a los brotes de dengue y enfermedades como leishmaniasis, zika y chikungunya, el proyecto tomó estado parlamentario y buscará ser votado la semana próxima.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH