Sin categoría

Camisa celeste, pelo corto y distendido: así se lo vio a Amado Boudou salir de la cárcel

Pasaron más de dos meses desde que fue detenido el ex vicepresidente Amado Boudou en el marco de la causa que lo investiga por presunto lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. Sin embargo, durante su excarcelación se lo vio distendido, con una camisa celeste y el pelo prolijamente cortado. “He pasado estos días con mucha tranquilidad, mucha fe”, aseguró el ex funcionario tras su salida.

Los 70 días del ex vicepresidente, no modificaron su verborragia que se vio impulsada por un grupo de personas que esperaban, junto a la prensa, su salida de prisión. Vestido con una camisa celeste, con el pelo prolijamente cortado y notablemente distentido, no evitó hablar de su futuro político y aseguró, ante la consulta de los periodistas, que “nadie regresa a un lugar del que nunca se fue”.

En sus declaraciones, el ex funcionario K habló con un tono pausado y evitó referirse a su causa. “No quiero ocuparme de mi, sino de las compañeras y compañeros que están detenidos con prisión preventiva, los que son perseguidos, me parece que es un sistema que está dando vuelta en lo que es la presunción de inocencia y tiene más que ver con el escarnio que con la justicia” y agregó: “Esta es una situación grave”.

“No hay desde 1810, 12 años ininterrumpidos de un sistema nacional y popular y lamentablemente a nosotros nos toca pagar esto”, aseveró Boudou y añadió: “Nosotros estuvimos en un penal de máxima seguridad, sin ningún privilegio”. En tanto, habló sobre el profesionalismo del Sistema Penitenciario Federal y destacó: “No nos trataron con simpatía, lógicamente, pero también fue siempre un trato respetuoso”.

Vale destacar que la mayoría de las investigaciones que involucran al ex funcionario pasan por el juzgado de Lijo. Siendo que Farah, el primero de los jueces que apoyó la salida de Boudou de la cárcel, había afirmado que el ex ministro de Economía está “a derecho en todos los expedientes que se le sustancian, habiendo cumplido hasta el presente sus obligaciones procesales, sin que se presentaran a su respecto objeciones de obstrucción de ningún tipo, de lo cual es muestra lo acontecido no sólo en las presentes actuaciones sino también en la causa conexa en la que cuenta con procesamiento sin prisión preventiva”.

En tanto, Pocillello Argerich, magistrado que “desempató” la decisión, apuntó a los “más de cinco años de trámite” que lleva la causa en el juzgado de Lijo e hizo hincapié en que, “expresamente, la ley procesal impone un término de diez días para dar cumplimiento a tal manda y sin entrar a discutir sobre el carácter ordenatorio o perentorio de este plazo han transcurrido más de dos meses sin su concreción”.

Bruglia, por su parte, avaló su decisión de que Boudou siguiera preso y señaló: “En principio aparecen orientadas a la individualización de activos, pero que por el propio carácter de la maniobra investigada -que el magistrado encuadró provisoriamente en las figuras de lavado de activos y asociación ilícita- interesan a la averiguación de la verdad”, aunque también criticó el desempeño de Lijo por los tiempos procesales y le pidió que resuelva la situación del ex vicepresidente de inmediato.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH