Espectáculos

Cacho Castaña y su confesión: “Si volviera a nacer, no volvería a tomar drogas”

Cacho Castaña le brindó un móvil a Moria Casán para su programa Incorrectas (América, a las 17.15) en el que se mostró auténtico y sincero. Además, se lo vio mejor de salud, en referencia a imágenes de hace poco menos de un año cuando el músico llevaba consigo siempre un bastón y una cánula en la nariz producto de su enfermedad pulmonar crónica.

En la entrevista con la diva, el popular cantante abrió su corazón y expuso con honestidad su lucha contra la adicción a las drogas y el impacto que tuvo en su salud. “Me fue bien en la vida, me va muy bien. Tuve los problemas de salud por estúpido. Por hacerme el canchero y por meterme en cosas que no me tendría que meter. Viste eso que dicen ‘si volviera a nacer, haría lo mismo’. Bueno yo no haría lo mismo. Hay cosas que no las haría nunca más…”, dijo Cacho.

“¿Qué cosas no harías?”, repreguntó Moria. “La droga”, disparó contundente el cantante. “El alcohol sí, de vez en cuando una copita está bueno. Porque nunca vi que con un yogurt alguien escriba un tango…“, agregó con humor.

A su vez, el creador de “Café la humedad” dio detalles del padecimiento que tuvo que soportar en su peor momento de salud: “Estuve tres meses en coma y ahí tuve una abstinencia muy larga y pude despegar un poco. Después tuve 90 días de traqueotomía, que no podía tomar ni agua ni comer. Pensé que no iba a hablar más y hay días que ni lo hago. Por lo menos canturreo, que ya es un milagro”.

Además, Castaña ahondó en lo importante que es la influencia de quiénes rodean a la persona que sufre algún tipo de adiccióncomo la que el padeció. “Salí con ayuda. Mi mujer, mis amigos: el amor de Palito (Ortega), de la Gata (Adriana Varela) de Guillote (Coppola), que estuvieron siempre al lado mío. Coco Sily, el Negro Oro. Amigos del alma que me ayudaron mucho…”.

Aunque también reveló que su estado de salud a veces atenta contra su voluntad y su profesión, la cual no quiere soltar: “Me levanto disfónico. Nervioso. Cada día tengo más miedo de salir a un escenario. Más pánico te agarra y digo ‘qué carajo hago acá ¿Por qué no me voy a mi casa?’ Me agarra eso”.

Luego, el mítico cantante contó cómo es su preparación física en sus limitadas condiciones: “Estoy dejando de ser oxígeno dependiente. Hago mucho yoga. Rezo mucho de noche. Creo mucho en Dios, cada vez más. Rezo a mi manera. Trato de elevarme. Meditar. Vuelo tanto que a veces no quiero bajar. Tengo una buena profesora de yoga que me ayuda a reencontrarme mucho conmigo mismo”.

Cacho, que en mayo de este año hizo un histórico recital con Ramón “Palito” Ortega en el Luna Park, sigue disfrutando de subirse a las tablas para hacer lo que más disfruta en la vida: cantar. Eso sí, dentro de sus posibilidades, el músico sueña con recuperar algo muy preciado: “Encima me operaron tres veces de la cadera. Yo quiero volver a caminar en el escenario, cosa que todavía no lo puedo hacer bien”.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH