Sin categoría

Bullrich: «En Esquel y el Bolsón, los dirigentes de CTERA hicieron llorar a los chicos»

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich contó anoche en «A dos voces», una situación inédita que se vivió en las escuelas de la patagonia, con motivo de la conmemoración del día del desaparecido. La polémica ya se había desatado a raíz de una serie de actividades diseñadas por el gremio docente CTERA buscando que los estudiantes tomaran conciencia sobre la gravedad que representa la desaparición de personas, en particular durante un gobierno democrático.

«En las escuelas de Esquel y el Bolson fueron dirigentes de CTERA y con las fotos de los gendarmes que participaron del operativo en el que desapareció Santiago Maldonado. Muchos de esos gendarmes eran los papás de los chicos, siendo que ahí estudian hijos de los gendarmes. Esta gente de CTERA les dijo que mirasen cara de los asesinos. Los chicos se pusieron a llorar y las maestras tuvieron que sacar a estas personas. Y lanzó una pregunta al aire ¿alguien que es dirigente de un gremio docente puede hacer algo así?»

Bullrich calificó al hecho como «una barbaridad, kirchnerismo puro, lo mismo que pasaba con el batallón militante», Y volvió a cargar contra los docentes al señalar que «la desaparición forzada es la forma en la que los organismos de DDHH presentaron la causa. Cuando uno lee el escrito de la fiscalía para ser entregada a la ONU nunca se hace mención a esta idea. En la desaparición forzada el Estado es cómplice y se complota para hacer desaparecer a una persona. Es un hipótesis muy politizada e involucran a los chicos», subrayó.

En relación a las acusaciones que pesan sobre la ministra por su fervorosa defensa de la gendarmería en el caso Maldonado, Bullrich sostuvo que «el gobierno no acusa a la gendarmería sin las pruebas. Si hubiera una participación de algún miembro de las fuerzas de seguridad, se lo hubiera apartado de manera inmediata. No vamos a apartar a todos los batallanes por si acaso, como se hizo toda la vida. Las fuerzas de seguirdad siempre pagaron el pato por cosas que no sucedieron.

Como contrapartida, la ministra acusó a la comunidad mapuche de entorpecer la investigación y de no permitir el acceso al lugar: «existió una férrea oposición de la comunidad porque el avance de los perros hacia el rio violentaba espacios sagrados», remató mientras leía el expediente de la causa.

También confesó que si bien «lo más fácil sería entregar una cabeza y sacarla presión política, no lo voy a hacer, porque nosotros queremos cambiar la cultura del país. Nos acusan aquellos que no sacaron el 30% de la policía que se está investigando actualmente. No vamos a acusar a gendarmería sin pruebas», concluyó.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH