Locales Policiales

Brutal caso de violencia y encubrimiento en Quimilí

Un triste y repudiable caso de violencia doméstica y de género se dio a conocer hace unos días atrás en la ciudad de Quimilí. Un hombre de 66 años (R.M) está detenido por golpear ferozmente a su pequeño hijo de tan solo 11 años, y acusado de esclavizar a sus otros 5 hijos. También golpeó durante muchos años a su ex esposa (P.A)

Fuentes altamente calificadas confiaron a este medio que la mujer realizó una cantidad incalculable de denuncias en contra de su violenta ex pareja, pero éste al tener fuertes lazos con la policía local, esas denuncias nunca prosperaron y el castigo para la denunciante era cada vez peor. Tanto es así que hasta habría intentado quemarla viva dentro de un horno de hacer carbón.

Hace seis meses, el violento hombre se presentó en una radio local para denunciar la desaparición de su hoy ex pareja, -quien cansada de los malos tratos y las constantes amenazas de asesinato decidió dejarlo- en donde el detenido afirmaba que se había ido con un nuevo novio. Se supo que la mujer encontró trabajo en otro lugar y estaba ahorrando dinero para volver a buscar a sus pequeños quienes quedaron totalmente indefensos ante el bestial hombre.

El caso tomó conocimiento público luego de que se conocieran imágenes desgarradoras del niño de 11 años en donde se ven las marcas en su espalda, las cuales habrían sido causadas con un cinto. La golpiza fue tal esa madrugada, que la hija mayor -14 años- se asustó y corrió fuera de su casa y le avisó a la hermana de su madre, quien al otro día realizó la denuncia correspondiente y llevó al menor a ser examinado.

UNA FAMILIA GOLPEADA POR EL SISTEMA JUDICIAL Y POLICIAL

Este caso ha causado gran indignación en Quimilí, puesto que TODOS sabían qué era lo que pasaba en la casa de R.M. pero era tal el temor que le tenían que nadie se animó a denunciarlo nunca. Cuentan vecinos del lugar que el hombre sacaba su revólver para amenazarlos, de noche o de día. No importaba para él, porque –según nuestra fuente- tenía a la fuerza policial comprada.

Tanto es así que incluso la hija mayor le recriminó a un policía no haberla ayudado cuando ésta se lo pidió, “vos me devolvías con mi papi sabiendo que él nos pegaba mucho, todo porque mi papi te daba plata” habrían sido las palabras de la menor.

Nuestro informante amplió a este medio que una vez que se hizo pública la violencia a la que eran sometidos los menores, su mamá volvió inmediatamente y contó que se enfermó severamente, lo que la imposibilitó de retornar mucho antes a rescatar a sus hijos.

Hoy los pequeños se encuentran al cuidado de la madre, mientras el abusivo padre se encuentra  tras las rejas, pero esto no fue fácil de lograr, puesto que la actuación de la policía dificultó seriamente la detención. A pesar de tener una orden firmada por un juez, el accionar de la fuerza policial de esa ciudad fue lenta, casi desinteresada, contaron fuentes cercanas a este medio.

 

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH