Nacionales Política

Báez se alejó de Cristina y pidió la nulidad de la acusación en su contra

El empresario Lázaro Báez planteó hoy la nulidad de la acusación en su contra por fraude en la obra pública y se distanció de la ex presidenta Cristina Kirchner, al asegurar que él no fue funcionario público.

El empresario Lázaro Báez planteó hoy la nulidad de la acusación en su contra por fraude en la obra pública y se distanció de la ex presidenta Cristina Kirchner, al asegurar que él no fue funcionario público.

Mediante un escrito presentado por su abogado Maximiliano Rusconi ante el juez Julián Ercolini, el empresario se negó a contestar preguntas y planteó la nulidad de la acusación en su contra.

En el escrito de descargo, Lázaro Báez siguiendo la línea de defensa trazada por Cristina Kirchner reclamó que se hiciera una auditoría de toda la licitación de la obra pública, con lo cual intenta negar que sus empresas hayan sido las más favorecidas durante el kirchnerismo.

Durante la audiencia, se vivió un momento fuerte de tensión cuando se generó un cruce entre el abogado Rusconi y el fiscal Pollicita.

Tras arribar a los Tribunales de Comodoro Py proveniente del Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza, el detenido dueño de Austral Construcciones entregó al magistrado un escrito de descargo y rechazó la posibilidad de responder preguntas sobre su participación en la supuesta «matriz de corrupción» en torno a la adjudicación de obras públicas durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Báez se negó a contestar preguntas y entregó un escrito de descargo a la par que su abogado le pidió a Ercolini la nulidad.

Según Rusconi, la acusación en contra de Báez carece de «precisión» y dijo que al empresario se le atribuye un hecho pese a que él «no ha sido funcionario público y que la imputación en su contra es la misma que se hizo a la ex presidente» Kirchner quien fue indagada el pasado lunes.

«Ya el hecho de que dos personas funcionarias o no se les atribuya el mismo hecho exactamente es imposible en términos lógicos. Más si desarrollaron actividades distintas», dijo Rusconi en plena audiencia.

Además, dijo que tal cual surge de la acusación «se habla de designación de funcionarios, transferencia de organismos a la órbita ministerial, dictado de decretos del Poder Ejecutivo, nombramiento de primos (en referencia a Carlos Kirchner), modificación del presupuesto todos actos que ni siquiera directa ni indirectamente pueden ser atribuidos a Báez».

Rusconi dijo que los actos que se investigan «no han sido cometidos por Báez» lo que motivó que el fiscal del caso, Gerardo Pollicita, le saliera al cruce en plena audiencia.

«Ha omitido considerar la imputación que se le efectúa a Báez en cuanto a sus propios actos, dentro del contexto de la actuación de un grupo organizado de personas, constituido por funcionarios y empresario en el que cada uno ha cumplido un rol», replicó la fiscalía quien tiene delegada la investigación en donde hay fijadas indagatorias hasta fines de noviembre.

En ese sentido, Pollicita le reprochó a Báez el «haber conformado la empresa Austral Construcciones cuatro días antes de la asunción de Néstor Kirchner como presidente, y de haber participado de 52 licitaciones irregulares», entre otras cosas.

Tras una fuerte discusión, el juez Ercolini dio por finalizado el acto de indagatoria ya advirtió que los planteos en todo caso se hagan por escrito.

La acusación contra los Báez es por haber otorgado más de 16.000 millones de pesos en obra pública al empresario Báez, quien tuvo a cargo el 80 por ciento de las obras viales en la provincia de Santa Cruz.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH