Destacadas Locales

Alberto Hermanos: «la empresa no produce y sus dueños nos amenazaron»

“Ha sido una empresa fantasma prácticamente desde su inauguración" dijo uno de sus empleados.

El pasado 5 de julio de este año, Última Hora se hacía eco de un pedido desesperado por parte de unas 30 familias que quedaron sin nada en la ciudad de Frías, luego de ser estafados por la empresa de Fideos Alberto Hermanos S.A. 

En su momento, el representante del gremio de fideeros Néstor Caro contaba que Sabemos que la empresa ha recibido un subsidio de una promoción industrial de 8 millones de pesos a través del Gobierno Provincial para poner en funcionamiento la planta, pero de acuerdo a los operarios sé que no se han invertido ni 300 mil pesos  porque las máquinas son antiguas, solo las pintaron”.

VER NOTA: Frías: empresa fantasma deja en la calle a casi 30 familias

En más de una oportunidad este medio intentó comunicarse con uno de los dueños de la empresa señor Carlos Alberto, puesto que luego de la primera nota realizada a Néstor Caro, Alberto pidió su Derecho a Réplica pero nunca se concretó.

14114644_10210630864916742_1829547206_o

Última Hora se comunicó con Fabián Sánchez, representante de los trabajadores de fideos  Alberto Hermanos, y no solo confirmó los dichos de Caro, sino que confesó haber sido amenazado por la dueña Teresa Dominguez y su hijo Gustavo Alberto.

Sánchez comenzó diciendo que “la empresa nos ‘despidió’ por así decirlo en diciembre del año pasado, esta semana nos dijeron que nos iban a pagar al menos las vacaciones y el aguinaldo del año pasado pero no nos dieron nada. Somos casi 30 familias que hemos quedado sin nada y todos en la misma situación. Todos fuimos despedidos sin causa. Hay un muchacho que recibió un telegrama de despido en donde argumentan abandono de trabajo, esto es totalmente falso. Fueron ellos quienes cerraron las puertas de la fábrica”.

Consultado sobre el abultado subsidio de 8 millones de pesos que –según Caro- recibió del Gobierno provincial la empresa para poner a punto las máquinas de la fábrica, dijo que esto “es real” y que “no se invirtió en nada puesto que las máquinas son las mismas desde su inauguración”, allá por el año 2009. Año en el que Fabián comenzó a trabajar para Alberto Hermanos. “Se inauguró la fábrica diciendo que había cuatro líneas semiautomáticas, cuando realmente hay una sola línea de cortado del año ’53, y fueron compradas en Florencio Varela. En realidad gran parte de las máquinas han sido armadas con pedazos de otras máquinas traídas de Buenos Aires para disfrazar por así decirlo”.

Recordó también que el día de la inauguración “duró 20 minutos, y había funcionarios que vinieron de Santiago. Las autoridades salieron a comer afuera y se paró todo. Ese día solo trabajamos 20 minutos y pararon todo y recién al año se retomó el trabajo porque no se podía hacer fideos”.

Además confirmó que la empresa ya no producía, y que compraba fideos “no recuerdo si en Córdoba o Tucumán. Aparte no sé qué negocio tendrán con la harina del Molino Fénix de Córdoba que había veces en las que entraban camiones y camiones de harina, y nuestro trabajo era descargar o trasbordar. También presentaron un proyecto en la misma planta para fabricar pastas frescas (tapas de empanada y pascualinas), pero según ellos no le aprobaban eso porque había problemas con las máquinas –no recuerda-. Para lo cual trajeron una de último modelo, todo digital”. Desconoce si hubo otro subsidio o si del mismo se financió este emprendimiento dentro de la misma empresa.

Otra de las cuestiones que aflige a Fabián está relacionado a los aportes que la empresa le hacía a los trabajadores. Sobre esto contó que “fuimos al ANSES y seguíamos figurando.  Nos recomiendan hacer una carta en donde nos considerábamos despedidos para poder cobrar el fondo de desempleo, imagínese quedarse sin nada. Afortunadamente pudimos cobrar, luego recibimos una carta en donde Alberto Hermanos nos intimaba a que nos presentáramos a trabajar, pero todo era mentira, solo son palabras de parte de ellos. Nosotros nos presentamos a trabajar pero la empresa estaba cerrada con llave, no había nadie”. Contó que luego de esto hicieron una exposición policial.

“Ha sido una empresa fantasma prácticamente desde su inauguración, pero ese día todos los funcionarios estaban de traje. Vinieron dos hombres de Santiago porque nosotros no sabíamos manejar la máquina, 20 minutos de producción y chau se fueron”. Incluso contaron a este medio «han contratado un casero para que cuide la fábrica las 24hs. Además usan simulacros para que de afuera parezca que está funcionando. Prenden todas las luces, las de la oficina también».

Ante la pregunta de la periodista sobre la producción de fideos de la fábrica, tal y como contara Néstor Caro el pasado 5 de julio en donde dijo que “la empresa ya ni siquiera producía, sino que compraba producciones a la parte del Complejo Salvador que se encargaba de envasar fideos con su nombre y ellos los distribuían”. Sánchez confirmó estos dichos y amplió diciendo queel fideo largo ellos lo compraban no sé si en Córdoba o Tucumán y lo embasaban con el nombre de la empresa. Hubo un tiempo hasta que traían arroz con el nombre de la fábrica, era insólito”.

Finalizando la entrevista contó que fue amenazado por propios dueños de Alberto Hermanos por haber hecho sacado a la luz esta situación. Contó que “Teresa Domínguez y Gustavo Alberto nos amenazaron y nos dijeron que todos íbamos a ir a parar en Tribunales, hasta los del diario por haber hecho público esto. Nosotros estamos reclamando solo lo que nos corresponde” cerró.

NUESTRO PERFIL DE FACEBOOK

NUESTRA FAN PAGE

TWITTER

CANAL YOUTUBE UH