Las reservas, siguieron en retroceso. Bajaron USD 279 millones a 49.993 millones. Perforaron el piso de 50 mil millones. En el exterior se perdieron 23 millones a pesar de la debilidad del dólar que cayó 0,25% frente a las principales monedas extranjeras. El único pago que se hizo fue de USD 2 millones a Brasil.

En la Bolsa, el índice Merval subió 0,76% con un monto de negocios aceptable de $ 606 millones. La baja del petróleo en el mundo, afectó a Petrobras (-4,72%) y a YPF (-3,05%). Los bancos tuvieron un rol destacado. Francés lideró las alzas con 4,52%. Entre las empresas de energía lo mejor pasó por Central Puerto (+4,48%).

Fuente: Rava

Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en dólares- tuvieron un día positivo. Predominaron las alzas sobre las bajas. Transportadora Gas del Sur aumentó 3,30% pero YPF perdió 3,30%.

Para la próxima jornada se espera que el dólar siga firme pero controlado. La vista está puesta en Brasil donde el dólar cotizó a 3,88 reales. Ellos están devaluando y eso impide que la Argentina atrase su tipo de cambio porque no puede perder divisas en el intercambio comercial con su principal cliente.

Un dato positivo. Los futuros de las bolsas de Nueva York y de China no son pesimistas. Se auguran leves pérdidas de entre 0,25% para el S&P 500, 0,46% para el Dow Jones y un alza de 0,57% para el Nasdaq de las acciones de empresas de nuevas tecnologías. Las Bolsas chinas tienen apuestas de pérdidas de alrededor de 2,40%.

De todas maneras, el verdadero partido entre el dólar y el peso, se jugará en unos días cuando las empresas, las más grandes colocadoras de plazo fijo, decidan si dolarizan más sus carteras. Y en esa decisión tendrá que ver como está el mundo y las tasaS.