Caso Lola: con la causa a foja cero asume una nueva jueza

COMPARTIR

A partir de hoy, la jueza Silvia Urioste, titular del Juzgado de Letrados de Segundo Turno de Rocha, será quien esté a cargo de la investigación por el crimen de Lola Chomnalez, la adolescente de 15 años que fue asesinada en diciembre en Barra de Valizas, Uruguay.

Hasta ahora, la magistrada Marcela López había llevado la causa porque estaba de turno, pero en realidad la misma pertenece al juzgado de Urioste. “Estaba previsto que la jueza Marcela López estuviera de feria hasta el 13 de enero”, detalló el vocero de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, Raúl Oxandabarat.

López llevó el caso desde el domingo 28 de diciembre, cuando la familia de la adolescente denunció su desaparición, después de que la chica saliera a caminar por la playa y nunca volviera. Desde entonces, la jueza ordenó la detención de diez personas que después quedaron en libertad.

Además, ordenó varias pericias, entre ellas el análisis del celular de Lola, de una colilla de cigarrillo y un mechón de pelo que fueron encontrados en la escena del crimen.

Con los resultados de estas pruebas se encontrará hoy la nueva jueza. Además, deberá examinar las fotos que presentaron la madrina de la joven y su esposo, Claudia Fernández y Hernán Tuzinkevich, las cuales muestran a Lola el domingo al mediodía y constatan que en ese momento aún estaba viva.

Sin embargo, 16 días después de que desapareciera Lola, aún no hay pistas firmas sobre lo que pudo haberle pasado a la adolescente.

Lola Chomnalez, de 15 años, desapareció el domingo 28 de diciembre a la tarde, cuando salió de la casa de su madrina, con quien había ido a pasar unos días de vacaciones en Valizas, a dar un paseo por la playa. Dos días después, el cuerpo de la adolescente fue encontrado semienterrado en una zona de médanos, y de acuerdo a los peritos forenses, murió por asfixia por sofocación, además de presentar heridas punzocortantes en distintas partes del cuerpo.

COMPARTIR