Nigeria goleó a Argentina, que dejó muchas dudas

COMPARTIR

Todo estaba en su lugar. Se esperaba que Argentina no tuviera problemas frente a Nigeria y así fue, al menos durante los primeros 45 minutos. La Selección ganaba cómoda 2 a 0 con goles de Ever Banega y de Sergio Agüero. Sobre el final de la primera etapa Kelechi Iheanacho descontó de tiro libre y en 10 minutos de la segunda mitad Iwob e Idowu pusieron el trámite 3-2. El hombre del Arsenal redondeó el 4-2 final con un golazo.

El conjunto de Jorge Sampaoli dominó las acciones en todo momento en los primeros 45. Con Banega, Enzo Pérez y Giovanni Lo Celso en el centro del campo aseguró la tenencia y la generación de fútbol. El marcador se abrió tras un blooper de Akpeyi, arquero nigeriano, que ante la presencia de Agüero tomó la pelota con la mano afuera del área infantilmente. Quiso disimular pero fue muy evidente. Ever se encargó del tiro libre y con una sutil pegada al palo del arquero estampó el 1-0.

La superioridad del equipo argentino era notable. Paulo Dybala, que ocupó el lugar de Lionel Messi, puso una habilitación fantástico para Cristian Pavón, que a pura velocidad llegó casi hasta el fondo y dio un pase al medio para que el Kun la empujara de zurda anticipando a los centrales. Misma combinación que contra Rusia. El delantero de Boca fue titular y no desaprovechó la chance con la celeste y blanca. Está en un gran nivel.

Todo iba a comenzar a cambiar a un minuto del descanso. El hombre del Leicester, Iheanacho, aprovechó un tiro libre desde atrás de la medialuna y de zurda la colocó en el palo izquierdo de Agustín Marchesín, que estuvo lento en el despegue. Nada iba a ser igual en la segunda mitad. A los 10 minutos del complemento Argentina era otro equipo. Con goles de Iwobi e Idowu Nigeria se ponía 3-2.

El desorden del equipo de Sampaoli era enorme. La línea de tres estaba desarticulada. Cada ataque de los africanos daba la sensación de terminar en gol. A los 27 del complemento, Iwobi le metió un caño bárbaro a Mascherno y definió mano a mano ante Marchesín. Punto final para una actuación para el olvido. Otra vez se nota demasiado la ausencia de Messi. En el segundo tiempo el DT puso a Benedetto, a Papu Gómez, a Belluschi, a Rigoni, a Perotti y a Insúa, pero no pudo revertir la historia. Preocupante derrota pensando en el Mundial. Faltan 212 días.

COMPARTIR