La Resistencia Ancestral Mapuche usurpó un predio de Parques Nacionales en Río Negro

COMPARTIR

Más de 100 integrantes de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) tomaron un predio perteneciente a los Parques Nacionales en una zona cercana a la ciudad rionegrina de Bariloche. Los ocupantes argumentan que los terrenos les corresponden por “derecho ancestral” y advirtieron que están “dispuestos a resistir”.

No queremos integrarnos, queremos liberarnos, deben entender que el principio de Autodeterminación de los Pueblos habla de la posibilidad de rebelión, resistencia e incluso insurrección armada para objetivos como el separatismo, toma del poder u otras formas de revolución y Libertad Nacional“, reza un manifiesto publicado por la RAM en 2014 donde exponen sus ideas. “Ni argentinos ni chilenos, somos Nación Mapuche“, añaden.

En tanto, el conflicto que se desarrolla desde el viernes pasado sobre la ruta nacional 40, kilómetro 2006, en donde se encuentra el edificio de la escuela de guardiaparques, en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche. La gravedad de la toma de esa zona radica, además, en que Parques Nacionales posee allí sus depósitos logísticos, vehículos, combustibles, material de rescate y embarcaciones.

Los ocupantes de la RAM ya expresaron ante las fuerzas policiales que no tienen intenciones de retirarse del lugar. Asimismo, desde la “Red de Apoyo Comunidades en Conflicto” convocaron a otras comunidades mapuches a “acercarse a apoyar” la toma del predio.

Por su parte, en una publicación de la “Lafken Winkul Mapu” en el que se anuncia la usurpación, definida por esa comunidad como “recuperación territorial”, argumentan: “Es la necesidad en la cual nos encontramos luego de ser reducidos, reubicados y despojados”. En otro tramo, indican que en el premio tomado “se levantará una autoridad espiritual ancestral” y afirman: “Viviremos en este territorio según nuestra forma de vida mapuche”.

Además, la ya citada “Red de Apoyo a Comunidades en Conflicto” amenazó con “resistir cualquier embate de las fuerzas represivas del Estado opresor y se declara en alerta permanente”.

Mientras tanto, personal de Parques Nacionales indicó en las últimas horas que había alrededor de 15 personas con los rostros cubiertos montando una guardia en la zona de acceso al predio usurpado.

Los mapuches ya fueron notificados de la orden de desalojo, que tendrá lugar en las próximas horas. La toma se lleva adelante hace ya dos meses, pero decidieron hacerla pública este fin de semana para pedir eventuales refuerzos a la comunidad mapuche, ante el inminente operativo de las fuerzas de seguridad.

Una organización extremista

La RAM  cree en la lucha armada como medio para reclamar por las tierras. Su líder es Fernando Jones Huala, luego de que fuera detenido su hermano, el dirigente mapuche Facundo Jones Huala. El 1 de agosto, Fernando encabezó la protesta en la ruta 40 en el Pu Lof de Resistencia que fue reprimida por la Gendarmería y donde fue visto con vida por última vez Santiago Maldonado.

Vamos a resistir con lo que tengamos a mano y nunca más vamos a dejarnos golpear o estar esperando una resolución judicial que intente hacer justicia y no lo hace. Somos waichafes, combatientes con espíritu de guerreros, y vamos a seguir defendiendo estas tierras de las empresas mineras, de las petroleras, hidroeléctricas“, declaró Jones Huala cuando fue detenido.

Además afirmó que “dentro de nuestras comundiades sólo habrá justicia mapuche” porque “ni el estado Argentino ni el Estado chileno  tienen un solo derecho sobre nuestro territorio“. “Si cruzan el alambrado vamos a considerarlo una invasión a nuestro territorio. Hacia adentro mandamos los mapuches, esa es la única ley que vamos a obedecer, no la ley huinca“, apuntó.

En 2014, la organización reivindicó los ataques contra el Consulado de Chile y la Catedral de Bariloche, además del incendio de un refugio. “Resistiremos a sangre y fuego a las petroleras y mineras en el sur y será nuestro objetivo consolidar una fuerza para echar mediante acciones concretas a las ya instaladas, validando todas las formas de lucha“, advierten en un comunicado. Y sostienen: “Negociar no es luchar. La burocracia, la legalidad, son engaños que mantienen a las comunidades con falsas esperanzas, prolongando en el tiempo la dependencia del Estado“.

También se expresaron sobre el caso Aigo, cuando en 2012  un sargento mapuche de la policía de Neuquén fue asesinado a balazos.  “Uno hace elecciones en la vida. Es muy triste que  la mayoría de los mapuches sean policías. Él (José Eduardo Aigo) eligió defender los intereses de los capitalistas, es triste, evidentemente una persona pobre que no tiene comprensión, no tiene análisis y tampoco ganas de trabajar, porque para mí los policías son vagos, no son capaces de agarrar una pala y se meten de policías”.

Fuente Infobae
COMPARTIR