El Gobierno ahora quiere una AFA con mejor imagen

COMPARTIR

Con la clasificación cerrada al Mundial de 2018, algo que muchos admiten que costó más de lo que se pensaba, el presidente Mauricio Macri quiere que los dirigente cercanos a él en la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) encaren un proceso de borrón y cuenta nueva para quitarse el lastre de más de 30 años de conducción de Julio Grondona. “Hay que limpiar la AFA”, repitió ayer durante varias ocasiones.

Macri, que remonta sus inicios en política cuando se decidió presidir el club Boca Juniors, en donde obtuvo, entre otras cosas, cuatro Copas Libertadores de América, dos Intercontinentales, Dos Sudamericanas, entre otros,  le dijo a sus colaboradores que la situación actual en la AFA “no da para más”, es decir, tienen entre ceja y ceja no sólo al presidente de dicha institución, Claudio “Chiqui” Tapia, sino a quien se encuentra detrás, el líder de los Camioneros y presidente de Independiente, Hugo Moyano.

“Nos salvamos de quedarnos afuera de milagro. Hay que terminar de normalizar todo para intentar tener la menor cantidad de problemas”, le remarcó a su círculo cercano el presidente, que en los próximos días le encargará al madamás xeneixe, Daniel Angelici, que comience con dicho proceso.

En la AFA ayer a la noche también hablaban de un “click”. Sobre todo por el operativo de seguridad que montó, a forma de precaución, la Policía de la Ciudad ante la posibilidad de incidentes en la zona de la calle Viamonte. No obstante ello, en los pasillos de la Asociación procuran señalar que cualquier tipo de interferencia de la política puede ser vista con malos ojos por la FIFA.

COMPARTIR