¿Por qué Zamora no puede salir de campaña?

COMPARTIR

Por Juan Pablo Suárez

La inactividad del senador y candidato a Gobernador por el Frente Cívico por Santiago, es manifiesta y notoria ya que poco se lo ve en medios oficialistas llevando a cabo acciones para conseguir el favor de la voluntad popular.

Sólo se lo ha podido observar hasta la fecha en reuniones puntuales con gremios o punteros políticos, a los que le baja directivas y son éstos los intermediarios de llegada a la gente con el pedido o la exigencia, tal es el caso del cónclave de Unidad Ciudadana (Frente de Cristina Kirchner) en el Gremio de los Canillitas.

Las acciones no van más allá de eso y es que como venimos diciendo en este medio desde hace ya mucho tiempo, el hombre está imposibilitado de salir a hablar con el pueblo, recorrer ciudades, parajes y explicarles o prometerles cualquier cosa que no ha cumplido durante estos 12 años, tiempo más que prudente para haberles mejorado la calidad de vida.

Sin embargo, sí han podido observar (en los lugares donde tienen luz) cómo la ciudad ha crecido en altura, que construyó Torres Gemelas mientras ellos no tienen agua o nuevas peatonales pintorescas y empedradas en la capital, circuitos automovilísticos de target internacional, mientras a ellos nunca les llegó la energía eléctrica y que en muchos casos para poder gozar del vital elemento debieron comprar con dinero de su propio bolsillo seiscientos u ochocientos metros de manguera para llegar hasta el lugar por donde pasa la mezquina cañería, pero la desidia les impide el último tramo. Esto en el mejor de los casos, en otros ni siquiera tienen esa posibilidad.

La muestra fue Sol de Julio

En el mes de julio de 2016 y con motivo del nuevo aniversario de la ciudad ubicada en el departamento Ojo de Agua, el intendente de la localidad y la senadora Ada Iturre de Cappellini prepararon el recibimiento a quien sería el orador principal, Gerardo Zamora.

Sin embargo e inesperadamente, una mujer subió al escenario momentos antes de la alocución de “El Desteñido” y a viva voz le reclamó “Vivo con 14 hijos y los tengo amontonados. La vivienda no fue terminada, esas cosas no se hacen” y para peor de males el momento fue inmortalizado por un celular ocasional, imágenes que luego llegaron hasta nuestra redacción.

El hecho de aquel día parece haber puesto un freno, una especie de barrera invisible entre el candidato a gobernador y la gente. Y es que él es consciente de que esa situación podría repetirse en cada lugar al que concurra con cualquier propuesta o promesa, que sucederán idénticas quejas ante idénticas inacciones, otras de diversas índole que lo hagan pasar un mal momento pudiendo ser capturado para quedar en evidencia el modo asimétrico con el que gobernó hasta la fecha, tanto él como su mujer convirtiendo a esta provincia en la más pobre del país. Tristes récords sí los hay.

COMPARTIR