Santiago del Estero: Chagas, el negocio de la familia de la gobernadora

COMPARTIR

El Mal de Chagas es una endemia que lleva siglos instalada en la provincia. Poco se ha hecho para tratar de erradicarla sobre todo en el Santiago profundo, en los lugares más carenciados porque el insecto portador de este mal denominado vinchuca, se aloja en la precariedad de las casas rancho.

El ex director del Programa Provincial de Lucha contra las Enfermedades Transmisibles por Vectores, Oscar Ledesma Patiño, padre de la actual mandataria santiagueña Claudia Ledesma Abdala estuvo al frente de este programa que manejó millones de pesos. Sin embargo, no se le conocen logros concretos sobre la enfermedad ni propuestas ni proyectos. Había dicho que para el año 2016 el mal de chagas desaparecería totalmente de nuestra provincia, pero esto no ha sucedido.

En el año 2012 y según medios locales, Ledesma Patiño afirmó que Santiago del Estero había sido declarada libre de chagas, pero la realidad fue la encargada de demostrar lo contrario, realidad que continúa mostrando que el mal está vigente en la provincia y atacando a quienes se encuentran en situaciones de extrema vulnerabilidad.

En mayo de 2013, fue su propio yerno Gerardo Zamora,quien realizó una movida que le permitiría al padre de la mandataria comprar sin llamado a licitación y con nulos controles al decretar la Emergencia Sanitaria por un año en 21 departamentos de la provincia “en virtud a la situación de Riesgo Epidemiológico, a raíz del brote de la enfermedad de Chagas”. 

Aun así, en el año 2015 el Centro Provincial de Chagas fue designado como centro colaborador de la OPS y la OMS, en un acto que tuvo como principales espectadores a la gobernadora de la provincia, Dra. Claudia Ledesma y el ministro de Salud de la Nación, Dr. Daniel Gollán, quién incluso destacó esta designación  y dijo “creo que el ejemplo que nos da el Dr. Oscar Ledesma Patiño nos emociona”.

En ese acto, Ledesma Patiño hacía mención a la importancia que tuvo el Estado: “Las autoridades Provinciales han hecho de la lucha contra el chagas una política de Estado, basta mencionar como ejemplo, el plan de erradicación de viviendas ranchos, que no sólo devuelve la dignidad a la gente sino que acorrala a la enfermedad de chagas, y digo esto porque la vivienda rancho es el principal factor determinante de la trasmisión vectorial de la enfermedad en Argentina y por supuesto en nuestra Provincia”.

“Eliminar el rancho –continuó Ledesma Patiño- es también eliminar la enfermedad por eso no es sólo un plan de viviendas; es una política sanitaria que erradica los ambientes favorables para el vector y consolida el camino hacia la eliminación de esta enfermedad como problema de salud pública”.

Hoy ya alejado de su cargo y sin haber logrado ningún resultado satisfactorio para la provincia sobre esta dolencia que cada vez es más frecuente, el triste legado de Ledesma Patiño es una provincia que de a poco es consumida por el Chagas, tarea que hasta el momento la nueva directora del Programa Provincial de Lucha contra las Enfermedades Transmisibles Gisella Bezzi, no ha podido solucionar. Recordemos que dos nuevos casos salieron a la luz tras el informe del canal Telefe, en donde una mujer confirmaba que dos de sus hijos estaban infectados de Chagas.

EL DECRETO COMPLETO

COMPARTIR