ASESINOS

COMPARTIR

La noticia corrió como reguero de pólvora ayer por la tarde. En un martes 13 (esta historia parece estar plagada de martes 13) cuando se dio a conocer oficialmente la denuncia radicada directamente por el ex juez Miguel Moreno, quien en su momento advirtió sufrir amenazas y pidió ingresar al “Programa Nacional de Protección a Testigos”, esta solicitud es por la información que el ex magistrado posee sobre la causa del pequeño violado, desmembrado vivo y luego asesinado. Pruebas de llamados entre Daniel Zamora, Pato y Rody Sequeira se habrían adjuntado. Las escuchas son legales porque son ordenadas por Moreno” asegura nuestra fuente porque el pide la intervención del celular de Rody Sequeira, y es allí donde abrevan los llamados de los dos otros denunciados.

FOTOS DE LA DENUNCIA REALIZADA EN LA FISCALÍA DE TUCUMÁN:

De manera exclusiva, Última Hora tuvo acceso a la denuncia presentada en la fiscalía de Tucumán en donde Moreno detalla cada una de  las situaciones que le tocó vivir mientras estuvo a cargo de la investigación por la muerte del niño Salto. En la misma habla sobre la visita del jefe policial Raúl Montiel “interesado en saber el contenido de los informes” cuenta. En otro párrafo hace mención a la detención de Andrés Infante quien casualmente era la persona encargada de acercarle comida mientras estuvo detenido acusado de participar en la maniobra fraudulenta que involucró a Pericás y otros dos jueces santiagueños, causa en la que fue implicado para alejarlo de la investigación de Marito Salto, (recordemos que en la denuncia primigenia Moreno no se encontraba denunciado).

Aunque Claudio Bonadío a cargo del Juzgado Federal  N° 11 en CABA, se excusó en la investigación y se declaró incompetente en el caso, pidió que el ex juez provincial Miguel Moreno reciba las debidas garantías en el marco del “Programa Nacional de Protección a Testigos” al igual que a su familia, luego de que el magistrado santiagueño presentara una denuncia exponiendo nombres del poder político de la provincia.

En las acusaciones presentadas por Moreno se revela que estarían involucrados en la muerte del niño Mario Salto, el hermano del actual senador y ex gobernador de la provincia Gerardo Zamora, Daniel Zamora, quien en la actualidad cumple funciones como diputado provincial. También denunció la vinculación del actual  secretario de seguridad de la provincia, Crío. Gral. David Marcelo Pato con un aparentemente narcotraficante de la zona de Quimilli.

Moreno entregó pruebas con más de mil llamados entre estas tres personas (Daniel Zamora, Pato y un narcotraficante)  antes y después del crimen. Una de las hipótesis que barajaba Moreno durante su investigación era que el verdadero móvil  del crimen habría sido que un oficial de la policía que se encontraba en un control, alertó al resto de las fuerzas de seguridad sobre un camión que contenía drogas y que fue incautado. Éste sería tío del niño asesinado.

Otra de las personas mencionadas en la denuncia de Moreno sería el sobrino del ministro de producción Luis Gelid, hijo del actual diputado provincial Jose Gelid, “Josesito” Gelid como  máximo comercializador de estupefacientes en el departamento Moreno. La denuncia se extiende y alcanza a la Gobernadora, a Gerardo Zamora y a Ricardo Daives. Cuenta Moreno que acudió a ellos en busca de ayuda para que la policía ingrese las pruebas obtenidas de la investigación, pero esto nunca se hizo hasta el día de hoy.

El crimen de Marito Salto salpica a funcionarios importantes de la provincia, pero además llega incluso hasta al padre de la gobernadora. Audios que se grabaron durante los testimonios de cada una de las personas, aparecieron algunos en el celular de “Rody” Sequeira en donde habla su mujer y cuenta que “si bien Rody no tiene un trabajo legal se dedica a la venta de drogas, y que suele utilizar campos de manera ilegítima para Ledesma Patiño”.

Este medio supo que Ricardo Daives llamaba de manera constante a Moreno con el fin de saber cada uno de los pasos que se daba en la investigación, hasta que el ex juez confirmó la participación de Pato, desde ese instante el Ministro de Justicia dejó de llamar e incluso nunca más atendió a Moreno. El ex magistrado contó además que Sebastián Argibay y  Ricardo Daives le pidieron que se apartara de la investigación.

Cabe resaltar que la denuncia que hizo el Dr Moreno en Nación fue girada a la justicia federal de la provincia. Ante esta situación, el juez federal Guillermo Molinari quien además se encuentra denunciado “debería apartarse o ser apartado porque en la carátula que arma Bonadio él aparece denunciado” dijeron en exclusiva  a este medio.

15491509_10211790732112697_1272223357_o-1

EL ESCRITO PRESENTADO POR EL EX JUEZ MORENO:

COMPARTIR